Download E-books Amando a Pablo PDF

By Virginia Vallejo

En julio de 2006 un avión de l. a. DEA sacó a Virginia Vallejo de Colombia. Su vida estaba en peligro por haberse convertido en el testigo clave de los dos procesos criminales más importantes de los angeles segunda mitad del siglo XX en su país: el asesinato de un candidato presidencial y el holocausto del Palacio de Justicia.

Veinticinco años antes, Virginia Vallejo period los angeles presentadora de televisión más importante de Colombia y los angeles belleza profesional que aparecía en las portadas de las principales revistas. Cortejada por multimillonarios tradicionales, conoció en 1982 a Pablo Escobar, un misterioso político de treinta y tres años que en realidad manejaba los hilos de un mundo de riqueza inigualable en el que gran parte del incesante flujo de dinero procedente del tráfico de cocaína se canalizaba a proyectos de caridad y a las campañas de candidatos presidenciales de su elección.

Este libro, una apasionada historia de amor convertida en crónica del horror y los angeles vergüenza, describe l. a. evolución de una de las mentes criminales más siniestras de nuestro tiempo: su capacidad de infundir terror y generar corrupción, los vínculos entre sus negocios ilícitos y varios jefes de estado, los asesinatos de candidatos presidenciales y los angeles guerra en que sumió a su país. Amando a Pablo, odiando a Escobar es también l. a. única visión íntima posible del legendario barón del narcotráfico, plena de glamour y espíritu de supervivencia y no exenta de humor. Virginia Vallejo narra esta historia descarnada como nadie más podría haberlo hecho.

Show description

Read or Download Amando a Pablo PDF

Best Biography books

18 Holes with Bing: Golf, Life, and Lessons from Dad

During this love letter to his father, former expert golfer Nathaniel Crosby stocks thoughts of Bing Crosby at the golfing direction, and the teachings he taught him concerning the online game and approximately lifestyles. With a Foreword via Jack Nicklaus. “Bing Crosby was once a good ambassador for our online game, in addition to a good man,” hails longtime buddy and golfing associate, Jack Nicklaus.

The Pete Seeger Reader (Readers on American Musicians)

Might be the main well known determine in people song and probably the most recognized figures in American political activism, Pete Seeger now belongs one of the icons of 20th-century American tradition. the line to his present prestige as activist and revered voice of folks track used to be lengthy and sometimes tough, ranging from the instant he dropped out of Harvard within the overdue Nineteen Thirties and collected a banjo.

The Cybernetic Brain: Sketches of Another Future

Cybernetics is frequently considered a grim army or commercial technological know-how of regulate. yet as Andrew Pickering unearths during this beguiling booklet, a way more vigorous and experimental pressure of cybernetics could be traced from the Forties to the current. The Cybernetic mind explores a mostly forgotten team of British thinkers, together with gray Walter, Ross Ashby, Gregory Bateson, R.

Escape Artist: The Life and Films of John Sturges (Wisconsin Studies in Film)

Get away Artist—based on Glenn Lovell’s vast interviews with John Sturges, his spouse and kids, and diverse stars together with Clint Eastwood, Robert Duvall, and Jane Russell—is the 1st biography of the director of such acclaimed motion pictures because the remarkable Seven, the good get away, and undesirable Day at Black Rock.

Additional resources for Amando a Pablo

Show sample text content

Y río para mis adentros, porque adoro con el alma al séptimo hombre más rico del mundo, tengo amante alterno a los angeles altura de Porfirio Rubirosa y todavía no he perdido los angeles cabeza por el jugador de polo más bello de Colombia. Y como Alfonso tiene un gusto perfecto para todo lo habido y por haber, le ruego que me acompañe a Battistoni para comprar camisas y a Gucci por los más divinos zapatos y chaquetas de cuero para �un potro indómito que sólo united states denims y tenis para supervisar, fusta en mano, a centenares de ponies y como a mil peticeros en su estancia». Cuando Aldo Gucci entra en su almacén Alfonso nos presenta y, muy sonriente, me acusa de haberle comprado dizque veinticinco mil dólares en bolsos de cocodrilo; aunque son sólo cinco mil, el encantado propietario regresa minutos después con dos foulards de regalo, uno con caballitos de polo y otro con flores que conservo hasta hoy. Viajo a Venecia con media docena de maletas cargadas de tesoros y me instalo en mi suite del Gritti Palace. Feliz, recorro los angeles ciudad, compro cristal de Murano y un bronce para l. a. Tata que Pablo me ha encargado, y me alisto para l. a. grabación del comercial. Todo ha sido planeado hasta el último detalle, pero trabajar en el gran Canal es sencillamente imposible: como luzco un espectacular traje blanco de Léonard con flores, una gran pamela de paja, mis turquesas con diamantes y las piernas cruzadas en el ángulo perfecto, cada vez que los barcos de turistas ven las cámaras, seis o siete de ellos nos rodean. Gritando �Un’attrice, vieni! Un’attrice! », el guía me señala y docenas de japoneses se nos vienen encima para tomarme fotos y pedir mi autógrafo. Al principio, todo esto me hace muchísima gracia. Pero después de cien intentos que se prolongan durante casi tres días, decidimos transarnos por un canaletto con un puentecito desde donde un ragazzo en traje medieval me arroja una rosa, que yo recibo con una sonrisa y un beso al aire; conseguir al bello ragazzo biondo ha sido otro drama porque en Venecia todo el mundo vive del turismo y un modelo rubio cobra miles de dólares. Al ultimate todo sale bien, y con el tiempo mi veneciano comercial se convertirá en uno de los más memorables en toda l. a. historia de l. a. publicidad colombiana. Por el resto de mi vida, y por culpa de aquel viaje inolvidable y de mis elevados honorarios, mis colegas dirán despectivamente que fui �sólo una modelo». Las malas lenguas de aquel país dirán incluso que, para cortar costos de pasajes y inn, unfortunately Publicidad tuvo que reconstruir sobre el Río Grande de los angeles Magdalena �a una gran parte de Venecia! Pablo me ha estado llamando dos veces por semana para decirme que todo va bien y que las cosas ya están más tranquilas. Hoy estoy de vuelta y contando las horas para verlo, para fundirnos entre los brazos del otro y decirnos cuánto nos extrañamos, para entregarle sus regalos y hablarle de lo generosa que es l. a. vida conmigo y de lo maravillosa que es l. a. gente cuando estoy fuera de Colombia, porque lucir siempre radiante de felicidad no es pecado ni un crimen capital en otros países.

Rated 4.08 of 5 – based on 21 votes